Imprimir
PDF

Etnias Indígenas y Comarcas

Panamá cuenta con siete grupos étnicos indígenas distribuidos a lo largo y ancho del Istmo,
desde las tierras altas de Chiriquí hasta los densos bosques del Darién.
Cada una con sus propias y características costumbres y tradiciones que las hacen únicas e interesantes
.

 

• Los Emberá - Wounaan.
La etnia Emberá - Wounaan anteriormente era conocida como Chocoes, término impuesto por investigadores y antropólogos ya que habitaban en Colombia en el Departamento de Chocó. Actualmente, este importante grupo indígena se divide en dos: los Wounaan y los Emberás, los primeros habitan las áreas del Darién (diseminados en las orillas de los ríos Chucunaque, Tuira, Balsas, Chico, Jaqué, Sambú, Río Bagre, etc.) y los segundos habitan también en las orillas del Río Chagres en Alto Chagres, Mocambo Abajo, San Antonio, Gamboa y Emberá Gatún. Sus vestuarios, hábitos y costumbres son las mismas, por eso son diferenciados solamente a través de su lenguaje que es totalmente distinto. Los Emberás hablan el Embara y los Wounaan el Nómara.

Su ocupación principal es la pesca y los productos que utilizan para negociar son las frutas como el plátano y el guineo, lo cual hacen transportándolos en piraguas por los ríos a los lugares de venta.

Su colorido y llamativo vestuario consta de faldas amplias de textiles impresos y el torso desnudo en las mujeres, y en los hombres taparrabos o "paruma" para ocultar sus genitales. Ambos utilizan pintura corporal y facial. Las mujeres Emberás - Wounaan cargan collares elaborados con chaquiras y monedas de plata de curso legal en sus cuellos, gruesas pulseras de plata, y las Wounaan adicionalmente adornan su cabellera con papos rojos naturales.

Se destacan por sus manifestaciones artesanales de mayor variedad y atractivo: las elaboradas y finas cestas, los tallados de madera de alta calidad y los bastones de mando (madera confeccionados de acuerdo a la jerarquía del indio).

También tallan la Tagua con utencilios manuales de manera ingeniosa creando un arte único e imaginario inspirado en la flora y fauna que los rodea. Estas taguas son pintadas con tintes naturales extraidos de la tierra y las plantas, aplicando el método tradicional utilizado para teñir las fibras de sus canastas.

 

• Kunas.
Orgullosa cultura indígena de origen caribeño que habitan el Archipiélago de Kuna Yala y que se rige por una de las estructura socio-políticas y religiosas más ordenadas y funcionales del mundo. La Comarca Kuna Yala goza de independencia política y autorregulación desde hace décadas.

Coloridas viviendas con paredes de caña brava y techos de paja donde colocan las Molas que venden, ubicadas a lo largo de calles rectas, limpias y arenosas, le dan la bienvenida en cada una de las comunidades Kunas. Las más importantes son: El Porvenir (cabecera), Narganá, Corazón de Jesús, Wichubwala, Nalunega, Río Sidra, Carti-Sugtupu, Ailigandi y Achutupo. Las mismas varían en su grado de aculturación occidental y en su infraestructura para acoger turistas, ofrecen desde eco-lodges hasta cabañas más rústicas, pero todas aún conservan el encanto del Caribe Pre-Colombino.

Las molas forman parte del vestuario de la mujer kuna y sus varias aplicaciones como cuadros, corbatas, ganchos de cabellos son comercializados por ellas, formando la mayor parte de su ingreso económico. Otras prendas de vestir son los aretes redondos y dorados (se utilizan los grandes para fiestas) y las argollas de oro en su nariz (peroforada después de la pubertad), al igual que la pañoleta roja con amarillo o blanco, utilizada cuando se gurarda luto. La tinta negra delineada en sus narices es extraída de uan fruta llamada jagua o "zaptur" (en kuna) o del líquido blanco de un árbol, este último es buscado dentro de la selva.

 Las danzas típicas de este grupo étnico son llamadas Noga koppe y son bailadas al compás de la música de flautas elaboradas por ellos mismos con bambú delgado e hilo y las maracas hechas con calabazas y semillas de plantas, unas son pintadas y barnizadas, otras permanecen con su estilo natural. Tienen un leguaje muy extenso.

  

 • Ngöbe - Buglé.
Es el grupo indígena con mayor población del país, habitan las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro y Veraguas.

Se dedican principalmente a la agricultura de consumo con productos como plátano, arroz, maíz, yuca y frijol de bejuco; crían pollos, puercos, pavos, ganado equino y vacuno; practican la caza y la pesca. Muchos de estos indígenas trabajan en las bananeras, cafetaleras y azucareras, siendo una excelente mano de obra para estas industrias.

 El vestido femenino es un amplio camisón de colores lisos con aplicaciones geométricas en el área del pecho, bastas y mangas. El vestido masculino es igual al que se viste en la ciudad.

Esta etnia es muy conocida por la confección de "chácaras", bolsas hechas de fibra y colorantes que se hacen de distintos tamaños dependiendo del uso que vaya a dársele.

También elaboran las "chaquiras", collares geométricos de una vistosa policromía hechos con cuentas obtenidas de conchas y huesos, que son principalmente de uso masculino, aunque turísticamente se utilizan en forma general.

 

• Teribe (Nazo).
Viven en la región occidental de la provincia de Bocas del Toro,principalmente a orillas del río que lleva su nombre.

 Su expresión artística es variada, conservan danzas y bailes como el gallote, la danza del tigre, el camarón corbeco, entre otras.

Elaboran canastas de diferentes tamaños, hamacas tejidas manualmente con "majagua", y artículos en madera de laurel, cedro y pixbae como bateas, pilones, cuerpo de tambores, y principalmente canoas en lo que son excelentes talladores.

 

• Bokotá.
Este grupo indígena habita en pequeñas comunidades diseminadas entre Bocas del Toro y Veraguas.

Entre sus más destacadas artesanías está la confección de sombreros de fibra vegetal teñida y con diseños característicos de cada artesano. También elaboran cestas, motetes y mochilas de fibra o corteza.

 Los varones se visten generalmente de pantalón y camisa de corte occidental y la mujer regularmente viste el vestido típico Ngobe, aunque algunas veces reemplazan las aplicaciones geométricas por tela de colores.

 

• Bri Bri.

 Este pequeño grupo indígena se ubica en la frontera con Costa Rica, por el afluente del Río Yorkín y Sixaola en la provincia de Bocas del Toro.

Su práctica alimenticia consiste en plátanos, cacao, ñame, bananos.

Se dedican a la pesca y la cacería.  Sus costumbres y tradiciones son semejantes a la de los Ngöbes y Bokotás, aunque mantienen su lengua bri-bri.

 

 

En Panamá existen cinco comarcas habitadas por diferentes grupos indígenas

• Cémaco.
Habitada por los Emberá. Ubicada remontando el curso alto del río Tuira y Chucunaque. al sur de la provincia de Darién.
 
• Wargandí.
Esta ubicada entre la cordillera de Kuna Yala y Darién que limita con Maungandí y la Comarca Kuna. Entre sus comunidades están Nurra, Mortí, Uala.

• Madugandí.
Es una comarca Kuna ubicada entre la cordillera de San Blas y el área del Lago Bayano y poseen comunidades ubicadas en algunos ríos que desembocan al lago.  

• Kuna Yala. 
Esta comarca es habitada por el grupo indígena Kuna y sus poblaciones se ubican en 365 pequeñas islas.

• Parará Purú y Emberá - Drúa en Altos Chagres.
Ubicadas dentro del Parque Nacional Chagres. El Río Chagres y el Parque Nacional Chagres es dónde se produce el mayor porcentaje de aguas para la operación del canal y las necesidades de la Ciudad de Panamá. Entre este río de alta diversidad de flora y fauna y de tanta importancia para Panamá, se encuentran estas dos comarcas que viven al estilo de sus antepasados del Darién: Parará Purú y Emberá Drúa.

Posted in : Artículos + Historia